Archivos de la categoría Análisis financiero

5 Trucos + 1 para apostar sobre seguro

2
0


pisciLa cuadrícula

Hace años, inventé un método propio que denominé – como buen estructuralista – la cuadrícula.  Es un método sencillo de ayuda a la toma de decisión, que se torna peligroso cuando lo que falla es precisamente la capacidad para tomar decisiones.  Pero en este momento me reclaman otras actividades.

(…)Una fórmula matemática que permite anticipar los giros de mercado es un arma de doble filo.  En una sesión tipo se pueden registrar un número natural indeterminado (X) pero finito.  Dicho de otro modo: lo que no es “giro” es “tendencia”.  Es de Perogrullo pero una sesión normal de bolsa es la suma de tres tipos de sucesos:  Giros, Huecos,Tendencias.

Cualquier “ciencia” es empírica (observación) y deductiva (reglas). El método estructuralista nos brinda herramientas para capturar la volátil realidad del “hecho social”. Con el análisis del BIG DATA, lo normativo tiende a sustituir lo normal: es relativamente fácil predecir el tráfico rodado.

Pero en realidad, analizar el mercado bursátil y ganar dinero apostando en el son dos cosas muy diferentes. Pueden solaparse o no.  Conocer a la perfección la Ley de Probabilidades es menos útil para ganar un Torneo de Póker que dominar los Principios y las Reglas estratégicas del Ajedrez.

Lo que el pequeño inversor necesita no son fórmulas matemáticas sino un sistema lógico que le ayude a tomar decisiones en base a una racionalidad de tipo matemática.  El más popular de estos sistemas lógicos lo inventó un matemático francés, amigo personal de Voltaire.  El método d’Alambert.

En teoría, los métodos lógicos se pueden combinar entre sí, aunque en bolsa conviene tener siempre presente la advertencia de Keynes, un gran especulador: “el mercado puede mantener más tiempo su irracionalidad que el inversor su solvencia”.  Esto se debe a la existencia del “punto de dolor”, un concepto que ya definimos en otro artículo anterior.  La bolsa es un juego de apuestas que solo están regladas en apariencia.  El hecho más probable y que menos se tiene en cuenta en los mercados, es que el pequeño inversor se quedará con frecuencia sin su dinero.

La  método de la Cuadrícula se basa en un principio sencillo: anular Giros y Huecos y aprovechar las Tendencias con el menor coste posible.  Pero no es una “merienda gratis”. Ni mucho menos. Es un arma de doble filo y un auténtico peligro en la medida en que se tiende a automatizar la toma de decisiones.  Un Cisne Negro es un Bad Beat en toda regla. Es la improbable escalera real que derrota al póker de ases y deja al inversor con esa sensación de que le acaban de robar la cartera.

Nombre del valor Trading hora Entrada Objetivo
Mini Ibex 09 Compra 11h25 8450

9380
Bankia Acumular 11h25 0,71 1,26

Popular/Sabadell Acumular 11h25 1,135 2,22
BBVA Acumular 11h25 5,10 6,45
Repsol Comprar 11h25 12,05 14,4
Iberdrola Comprar 11h25 5,85 6,60
Telefónica Trading 11h25 8,75 9,36

Conclusión.  El método de la cuadrícula, ilustrado hoy en la tabla, ha permitido obtener 65 puntos libres de ganancia en una sesión tan complicada como la de este jueves También parece señalar que existe riesgo de hueco y caída en la sesión de mañana y del lunes, que se los más arriesgados pueden aprovechar vendiendo un futuro.

5 trucos para apostar sobre seguro (3)

3
0


Cuarto truco

El volumen es un parámetro fundamental para invertir o apostar. Del mismo modo que existen valores estrechos, con escasa entrada de dinero, en muchas casas de apuestas las cantidades que determinan el valor de las cuotas aplicadas a numerosos eventos deportivos es mínimo y se verá alterado por una entrada significativa.  Se corre el riesgo que el observador incida en el hecho observado.

El secreto está en la masa, decía Pujals.  Si un millón de ñus vadea un estrecho río infectado de cocodrilos,  la seguridad individual es paradójicamente muy alta.  Los depredadores se han de contentar con un mínimo peaje de animales lesionados, heridos o rezagados.  En cualquier tipo de apuesta, incluso a la contra, es imprescindible acompañar el movimiento con la cantidad de dinero adecuada.  Una inversión demasiado fuerte en un título  estrecho nos convierte automáticamente en presa fácil para el cuidador del valor. Las grandes sumas meten más goles en el último minuto que el mejor delantero.

Para que los depredadores sobrevivan, la CNMV permite que se cobren su pequeño porcentaje de piezas. Consiente que el emisor de apuestas financieras (warrants)  se “exonere” en el mercado de derivados y pueda especular directamente contra la posición del cliente  centimero.

Quinto truco

En numerosas ocasiones,  la ventaja que se puede extraer de una posición no es directa, sino que procede de la combinación del propio riesgo.   En el póker, por ejemplo, la mejor mano posible (AA) tiene el mismo o menos valor (<50%) que la suma de dos manos al azar.  No es lo mismo invertir en uno que en una combinación de dos valores complementarios. No es lo mismo apostar al resultado de un partido de fútbol que a la suma de varios elegidos de un modo estratégico. La posibilidad que el colista de Primera gane a domicilio es inferior al 10%. La posibilidad que lo hagan en la misma jornada los colistas de Primera y Segunda es muy inferior al 1%.

No deja de ser la enésima aplicación del juego de las tres puertas y del cambio de variable. La lógica permite sacar una clara ventaja en algunas situaciones. Si en la Ruleta Francesa el jugador observa , por ejemplo, que ha salido mucha veces seguidas el Rojo y desea apostar a Negro puede elegir su número favorito (1/37), intentar doblar su inversión (18/37), escoger dos “caballos” estratégicos (7,8,10,11)/(10,11,13,14) y (25,26,28,29)/(28,29,31,32)  con una probabilidad  de 8/37 o  elegir la columna central (12/37).  El resultado varía significativamente si el Negro sale en más del 50% de las tiradas en función de la cantidad invertida.

(c) Belge

 

 

5 trucos para apostar sobre seguro (2)

3
0


Primer truco

La observación atenta del mundo que nos rodea es el principio fundamental en el que se basa toda inversión y apuesta. Son muchos los ojos que miran y pocos los que ven.  Una señal puede ser el tic nervioso de un jugador, la manía del cuidador de un valor, una pequeña irregularidad o pauta recurrente, un fallo en un programa, una laguna reglamentaria, una asimetría entre riesgo y recompensa o simplemente un pequeño arbitraje ventajoso entre lo que cuestan las cosas y lo que valen.

El Clan de Los Pelayos se ha hecho famoso porque fue capaz de observar y aprovechar una de esas pequeñas irregularidades para ganar dinero.  Aunque no son raras  si son invisibles para la mayoría.  Funcionamos en modo ahorro y no acostumbramos a ver lo que miramos.  De hecho, el cerebro percibe de un modo consciente menos del 1% de toda la información que recibe.  Puede no ver que un crupier aburrido saque 6 veces seguidas un mismo número, o pasar por alto la rutina recurrente del cuidador de un valor en bolsa,  el fallo de un algoritmo en una máquina tragaperras, etc

Segundo truco

El segundo principio es universal.  El beneficio teórico de cualquier inversión o apuesta debe ser superior a su coste.  Si un equipo líder gana el 75% de los partidos que disputa, 1,33 x 1 es la cuota mínima por debajo de la cual no interesa apostar.  En sentido contrario, no se debe apostar menos de 10 x 1 a favor de un colista.  Pero más que la estadística pasada importa la lógica del momento.  No es lo mismo comprar un décimo de navidad  que apostar por el resultado de un partido de fútbol.  En el primer caso, si compramos todo los números, pagaremos 2 millones de euros para conseguir un premio de 320.000 euros, una vez descontada la retención de Hacienda. En el Liga de Fútbol, si apostamos 10 veces al equipo de casa, recuperaremos  el 90% de lo invertido si gana 4 veces, y más de 100% si gana 5 veces.

Antes de invertir, apostar, prestar o participar en una rifa,  lo primero que debemos hacer es un sencillo cálculo para saber si existe un beneficio teórico que compense el riesgo que estamos pagando.

Tercer truco

El tercer principio se deriva del segundo pero no es una consecuencia  necesaria.  El creador de mercado cobra una comisión por sus servicios.  Varía en función del  tipo de producto y de la competencia que exista en el sector.  En los mercados financieros,  las tarifas habituales varían entre el 0,25 y 0,50%.  En las Casas de Apuestas y Casinos, el rackett habitual varía entre el 5 y 15%.  La diferencia, no se le escapa a nadie, estriba en las cantidades que invierten.

Lo que se trata de conocer es el número de operaciones que se implica la naturaleza del producto. Los especuladores que se dedican al trading gastan una importante suma de dinero en comisiones, tanto si han tenido éxito como si no.  1.000 operaciones por un importe anual de 6 millones de euros  son del orden de los 25.000 en comisiones.  Es decir:  es necesario un 200% de rentabilidad anual para cubrir los gastos.