Archivos de la categoría Crónicas del marxismo ordinario

Año cero. Día 26. Carbón

6
0


Gonorrea, Clamidia y Sífilis. Las tres Reinas Magras de Tailandia vienen de camino, con sus camellos. Traen carbón como para abastecer una central térmica. Nadie se va a quedar sin regalo en 2020. Cortesía de la Unión Europea. Siempre hace ilusión, aunque el niño ya sabe que papá y mamá ejercen de reinonas en el Tribunal Supremo y en la Abogacía del Estado.

La jugada de salida ten presente, que es lo primero que se le olvida a la gente. Por más que la peste a premeditación y prevaricación lo envuelve todo desde hace un lustro, espesa y tóxica, el iluso votante y el periodista servil fingen no haber observado nada de la manifiesta coordinación de todas las partes implicadas en la Conjura del 1 de junio de 2018.

El juez Pablo Llarena hizo fracasar la Fórmula Ruiz-Mateos. La fuga consentida de Carlos Puigdemont buscaba una extradición tutelada con la que acotar la Sentencia del Tribunal Supremo. Una simple condena por malversación. Al retirar la orden de detención por Rebelión, el esfuerzo del PSOE y de PODEMOS por blanquear a los golpistas del 1-0 se volvió más obsceno y contradictorio.

La estrategia de los conjurados era previsible y la hemos contado en detalle. La repetición de las elecciones el pasado 10 de Noviembre vino determinada exclusivamente por el calendario judicial, a la espera de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea pretextara una discreta puerta trasera para excarcelar a Oriol Junqueras.

El PSOE de Pablo Iglesias, Zapatero y Pedro Sánchez está a partir piñones con todos sus cómplices. Ya ha indultado a Jordi Pujol y a toda su prole, y ahora se dispone a perpetrar la nulidad de la Sentencia del Tribunal Supremo con la ayuda de la Abogacía del Estado. Como regalo, y prueba de lealtad, ya le han filtrado a Oriol Junqueras el informe favorable a su excarcelación.

La investidura de un gobierno marxista y totalitario el domingo 5 enero, bajo el paraguas de Alemania, conlleva una carga de humillación pública que no se le puede escapar a ningún observador de la Cosa patria. Es un Pronunciamiento cargado de odio. No augura nada bueno.

© Belge

Año cero. Día 25. Derecho de pernada judicial

4
0


Al final, tenía que ocurrir. Los puritanos que mandan en la UE enseñaron la patita. En su afán por meternos el dedo en el ojo, y demostrar quién manda aquí, han rizado el rizo. Nada ilustra mejor el carácter feudal de esa ideología que ha penetrado en todas las instituciones europeas que el derecho de pernada judicial. La potestad que tenía el señor del castillo para follarse a las novias en su noche de bodas impregna todo el Derecho y Pensamiento político alemán.

Los jueces de Tribunal Superior de Justicia de Luxemburgo se han valido del apoyo que el PSOE le está brindado a los sediciosos catalanes para convertirse en los porteros de noche de la mítica cinta de Liliani. Una visionaria. Han perpetrado uno de esos esperpentos judiciales que se recuerdan durante años y le da pie a los leguleyos para glosar ad infinitum la delirante lógica jurídica. Dice así: el Tribunal Supremo de Marchena debería haber permitido que Oriol Junqueras viajara para tomar posesión de su escaño de eurodiputado y luego haber pedido un suplicatorio para levantar la inmunidad, mandar detenerlo y entregarlo tutelado a España.

Debidamente traducida a la lengua de los simples mortales, la cosa queda así: España detiene a un terrorista de ETA por colocar una bomba en un tren y asesinar a 200 personas. Cuando va a ser juzgado con todas las garantías jurídicas de rigor, es elegido por un partido de izquierdas para el Parlamento Europeo en Estrasburgo. El juez debe permitir que se fugue a Bélgica o Alemania y pedir un suplicatorio para levantar su inmunidad política. A partir de ese momento, cursar un euroorden para que los jueces belgas o alemanes de turno examinen en qué circunstancias y con qué garantías puede ser extraditado. Si durante la persecución, el etarra causó la muerte a un peatón, lo natural y civilizado es que le juzguen por saltarse un semáforo en rojo y le condenen por homicidio involuntario. Todo lo demás es literatura jurídica y chismorreo político.

El gobierno en funciones ha optado por el silencio para no torpedear su comercio con ERC. Mientras no se vuelva a pronunciar el señor Marchena, no sabe si el estrambote beneficia o perjudica sus intereses. Ese rábano no tiene hojas. ¿De qué le sirve a Oriol Junqueras la inmunidad si la principal consecuencia es que Puigdemont ya no pueda ser juzgado? Los independentistas se han plantado y exigen el indulto.

Postdata. Si Llarena retirará la euroorden contra Puigdemont, permitiendo así que venga en loor de santidad a pasearse por Las Ramblas, crearía una situación política imposible de manejar, incluso para alguien tan inteligente como Pablo Iglesias. Oriol Junqueras, en la cárcel por Navidad, y Puigdemont comiéndose las uvas en la Fuente de Montjuic, una estampa sutil y una dulce venganza.

burla

© Belge

Año cero. Día 24. ¿Qué es la Emergencia Climática?

4
0


Los apóstoles de la Iglesia de la Calentología han desembarcado a orillas del Manzanares, pero nadie ha alzado el estandarte de San Isidro para evitar el saco de la ciudad. Al contrario. El Felón ha proclamado que el cambio climático ha llegado al Corte Inglés. Los puticlubs de Madrid y alrededores no caben de gozo. Desde que el Psoe se ha ofrecido a correrse con todos los gastos de las huestes vikingas, no dan abasto a contratar extras.

Al hilo de que el Usurpador ha tildado de negacionistas a todos los científicos íntegros y los ciudadanos cabales que rechazan los dogmas de la Calentología, la tarea más urgente es decapar el nacional socialismo de todas las manos de barniz y color que le dio EEUU para tapar la pestilente realidad germana y escandinava. Los nazis no eran cuatro locos, por más que la herejía puritana de luteranos y calvinistas pueda tipificarse de patología. Zumbados, un rato, como la niña del exorcista que nos llega por Lisboa, pero es el odio satánico y supremacista de los que se creen pueblo elegido.

El mecanismo por el que individuos y sociedades feudales son propensos al totalitarismo mesiánico fue descrito con precisión científica por Jacques Bude, un catedrático belga de Psicología Social. En época de crisis, dejan de creer que Dios es un ser amable con el que es posible comunicarse, y se someten a la voluntad de una Divinidad inasequible, a la que deben obediencia ciega. Si son castigados por el caos que les rodea, y no alcanzan la Gracia, es porque no han sido puros. Esa divinidad caprichosa, con la que no se puede razonar, no perdona los pecados.

Para combatir el peligro creciente de los puritanos ecologistas, lo primero es dejar de usar la palabra “nazi” como insulto. La invectiva sirve para inducir una respuesta emocional que inhiba las facultades cognitivas. Nadie quiere ser tachado de negacionista y censurado por el pecado de pensar. Es el “Cuidado, perro peligroso” que guarda la finca. Al describir a los nazis germanos y a sus primos escandinavos como 4 locos, y usarse el término como insulto, los americanos crearon un “tabú” social que impide analizar derivas políticas y religiosas muy similares. Nadie debe conocer las misteriosas razones de esa divinidad caprichosa que guió al pueblo hacia el caos. Si ahora exige pureza ecológica, hay que someterse a su voluntad y obedecer.

El tren que arrastra Greta La Zumbada por todo el mundo, para movilizar un ejército nacional ecologista al servicio de Satán, ha contaminada ya 1000 veces lo que no contaminarán nunca en todo el planeta millones de adolescentes anónimos. Es una prueba de adhesión orientada a los niños a los que quieren reclutar. Si son capaces de tragar con esa verdad revelada y asumir sus disparatadas contradicciones, podrán entrar en la Secta Satánica de la Calentología como esclavos sexuales.

La Declaración de Emergencia Climática del Parlamento Europeo el pasado 28 de noviembre abre la puerta para que la Comisión impulse su Hoja de Ruta Totalitaria. Tras despoblar el mundo rural en muchas regiones del continente, y confinar a las poblaciones en extensos suburbios, la dota de las armas administrativas y jurídicas que necesita para criminalizar y controlar a los individuos. Si no fuera por los valientes chalecos amarillos en Francia, esta conspiración puritana nos habría cogido a casi todos por sorpresa. Se trata de criminalizar al conductor, tras haberle vendido durante años lo buena que era la “movilidad”. Gato por liebre, para sacarle de su casa. Lo bueno era moverse, de un lado para otro, como en EEUU, pero ahora cada vez que le obliguen a desplazarse, le controlarán por razones ecológicas y le cobrarán los correspondientes peajes e impuestos verdes.

El caprichoso Satán – el Dios Loki de los escandinavos y de los guionistas de Hollywood – se nos ha vuelto ecologista a la vejez, tras el holocausto crematorio de 15 millones de personas en 43.000 campos de concentración. Si ahora dice que lo mejor para el planeta es que las empresas, los conductores y los consumidores paguen muchos más impuestos, sus razones tendrá. ¡Achtung! Negasionista el que lo critique.

(C) Belge

Año cero. Día 23. Lo País

6
0


Desde que la Casta política ha convertido España en una extensión de la famosa calle de Álvarez Gato, el vocero independentista de la mañana maulla desde el fondo del callejón. “En el callejón del Gato, decía Ramón de la Serna, hubo hasta hace poco dos espejos, uno cóncavo y otro convexo que deformaban en don Quijote y Sancho a todo el que se miraba en ellos”. Lo grotesco hacía reír a nuestros antepasados, pero el esperpento hoy es que un fondo yankee de extrema derecha haya invertido en fulanas mediáticas sólo para montar cizaña y alterar a sus viandantes.

El pueblo llano gasta ingenio en los márgenes del folio. En los recovecos del ciberespacio que han dejado libres de control, improvisa batalla contra la creciente censura. El colapso de la Prensa, cuajada de periodistas venales y mercenarios sin escrúpulo en su merecido ocaso, ha sembrado de esporas venenosas el Foro Público en que se dirimen todas las cuestiones de la Democracia.

Lo País, cabecera del Grupo Prisoe devenida grotesca, es el causante de estos males. Su defensa de la dirigencia que ordenó saquear los Presupuestos de Andalucía es tan ridícula, que sus periodistas de mano han llegado a argumentar que irse de putas y trapichear coca con 800 millones de euros no es para tanto. Un pequeño tropiezo en pos de la alta empresa que le fue encomendada. Alguién frenó a tiempo el crowdfunding.

Parecía imposible bajar un escalón más en la depravación profesional y en la degradación personal, pero lo consiguieron, pidiendo la vez a gritos para ir a linchar a Ortega Smith. Les faltó tiempo para vomitar su pequeña cuota de odio. A los dos minutos de saltar al Ruedo la tal Nadia Otmani, en riguroso Prime Time, en el Coso ya no cabía un espectador más, y los reventas hacían tres agostos por adelantado. No hay billetes: hoy quemamos una bruja. Las Redes Sociales ardían como una pira.

Lo País se lució. Le habría bastado echar un vistazo rutinario a la hoja de servicio de la activista marroquí del Psoe para gritar el consabido: ¡paren las máquinas! Pero estaba tan borracho de odio que fue ¡Más madera! lo que se oyó por megafonía. ¡Más madera para la pira, es la guerra!

¿Y qué guerra es esa, que empuja a Lo País y demás medios de comunicación a propiciar que se conforme en España un gobierno de golpistas, de antiguos terroristas, de anarquistas locos, de ladrones recientes y de marxistas radicales? ¿Será la misma en la que nos metieron ZP y Sebastián, al servicio de Lutero y de la CIA? ¿O, tal vez, sea sólo una maniobra de distracción para ocultar los 84.000 millones de euros que un gobierno en funciones, que no ha salido de las urnas, va a regalarles a los Fondos Yankees que montaron la guerra contra los PIGS y financian a Lo País?

(c) Belge