Archivos de la categoría Crónicas del marxismo ordinario

El déficit demográfico

3
0


 

Periodo Observadas/Esperadas Mayores de 75 años
T3 – 2020 * 105706/90605* 76051/64300*
T2 – 2020 118808/94224 88213/67458
T1 – 2020 129779/112701 96168/83016
T4 – 2019 97967/99995 70428/71903
T3 – 2019 89376/90390 63099/64249
T2 – 2019 94255/94390 67687/67446
T1 – 2019 112652/111169 83056/82013
T4 – 2018 97736/100470 70985/72206
T3 – 2018 89672/90797 63889/64370
T2 – 2018 94721/94259 67203/65700

*Dato Estimado, fuente MoMo y Carlos Iglesias

 

Periodo 1-1-18/31-12-20 Observadas/Estimadas* Mayores de 75 años*
2020 480000/390000 345000/285000
2018,2019,2020 1250000/1140000 920000/850000
Media diaria 1142/1038 840/776

 

La conclusión más evidente del análisis de los últimos 10 trimestres, es que la epidemia de SARS COV 2 ha elevado la tasa de mortalidad a largo plazo y ha afectado en mayor medida a la población mayor de 75 años. Eso significa que cada año van a fallecer en España 10 de cada 1000 personas.

 

Esos 120.000 fallecidos son un 50% más que antes de entrar a formar parte de la Unión Monetaria. Esa es la conclusión menos evidente, que muy pocos observadores van a resaltar. Al pasar de 7 a 10 muertos por cada 1000 habitantes, y hundirse la tasa de natalidad, se dispara el déficit poblacional. Si la tendencia histórica en España era que la población creciera un 15% cada 20 años, y nacieran 12 españoles por cada 1000 habitantes, es fácil calcular que la población autóctona ha decrecido un 10% desde 2000.

Sigue leyendo →

Tiempos de silencio

4
0


De natural silente, el animal humano es ser al acecho. Presa y depredador, aguarda a veces lo uno, a veces lo otro. La palabra no es un lujo, es una necesidad religiosa. Se la debe al prójimo por costumbre y convención. En los últimos meses, toda la poesía de la que es capaz ha sido acallada. Se ha suspendido cualquier ceremonia en la que se acaba bebiendo y cantando. Molesta que alguien tome la palabra y asuma el riesgo de hacer suyo el verbo de todos, molesta el juego de la representación. Nos quieren asustados, enjaulados, numerados y sumisos.

Durante los 100 días que duró el Toque de Queda en España, se paró el reloj pero no se detuvo el tiempo. Fue algo nuevo, que nuestra generación no había experimentado. Quitarse el corsé del tiempo convenido y descubrir la verdadera esencia de la cuarta dimensión del Espacio de Euclides ha sido una sensación placentera; la paradoja es que abundan más los testimonios de angustias que de liberación. Debe ser eso el famoso miedo a la libertad. Los medios de comunicación del nuevo régimen han insistido en alimentar un juego de expectativas malsanas para mantener desvelada a la Opinión Pública. La tensa espera a que pase algo. Madrugar para comunicarse en precario y simular un trabajo de oficina sin oficina, hacer cola en la calle, encender la tele para escuchar horas de NoDo, y salir a aplaudir a las 8, por costumbre. Pero al final, hasta el tiempo de los whatsapp febriles y de las videoconferencias dio paso al silencio. Y a la duda, que lo carcome todo.

Los que no vieron venir nada lo quieren explicar todo. Esa cháchara de puritanos y chivatos resulta insoportable. Llevan meses pidiendo que nos vuelvan a confinar en casa, como si el confinamiento social y económico hubiera cesado. Incluso a los presos más conflictivos les dejan salir al patio una hora al día. Al contrario: la distancia social crece día a día, a pesar del esfuerzo de una minoría por volver a hacer una vida normal. Vanas ilusiones, que el verano entierra. Si los rumores y las filtraciones se confirman, en dos o tres semanas nos volverán a encerrar en casa.

Las almas más cándidas se preocupan por la tradicional Vuelta al Cole, fingiendo desconocer lo que el gobierno ha premeditado hace meses. Para los niños, es una bendición no ir al colegio y tener a sus padres cerca, todo el día. No echan de menos a sus amigos: en su mundo no hay relojes que alimenten sus expectativas. No tienen que superar pruebas. Al colegio van, precisamente, a aprender a pasar exámenes, cada vez más difíciles. Es parte de ese juego que los adultos llaman socialización. Mucha diversión y unas pocas obligaciones. Les enseñan a poner en hora el despertador, a dividir el tiempo en fracciones diminutas y rotas. Si les dejan, los niños juegan hasta que se aburren y se cansan, hasta que se quedan dormidos.

La gran novela de Michel Tournier, “Vendredi, ou les limbes du Pacifique”, es una recreación del mito de Robinson Crusoe. El náufrago descubre que el tiempo es ese limbo agradable en el que flotan los cuerpos y se relaja el espíritu. La respiración pausada que te mece como una ola, al compás de las estaciones, es instinto de supervivencia. Fluir sin pelea cuando la corriente es amable.
Confinado en una isla, que se esfuerza por administrar y gobernar, a Robinson le cuesta 157 páginas apagar la tele. Y parar el lento goteo de la ingeniosa clepsydra que ha construido para domesticar el tiempo. Es tic-tac ruidoso e imperativo se vuelve tóxico.Nos envenena de miedo poco a poco y atenaza: el siguiente examen siempre es más difícil que el anterior. ¿Digitalizarse a los 60 años? ¿Entender la ausencia de lógica de las aplicaciones informáticas que nos venden como modernidad? ¿Asumir como “progreso” los parches, las actualizaciones incesantes y las ñapas de los programadores? ¿Comulgar con los estúpidos voceros del NoDo, tragar propaganda malsana y no rechistar?

El silencio es dieta necesaria: delata al intruso que se adentra en nuestro bosque sin permiso. Los pájaros dejan de cantar, el rumor de los hojas aguarda, la sombra acecha y toda la faena se detiene. Vivir en silencio, al compás de lo que nos rodea, nos devuelve el instinto:despierta nuestra alma. Lo que percibimos como alma es el instinto presente de todos nuestros sentidos. Lo intuimos como el recuerdo de un futuro inminente que nos llena de confusión.

Para el ejército de ocupación que amenaza la civilización humana, distancia social es sinónimo de aislamiento. La sumisión y el control político de los individuos facilita la organización de un régimen feudal totalitario. Pero la mayor distancia profiláctica entre los seres humanos no son unos pocos metros, es el silencio que les separa del Prójimo y le mantiene a raya, al otro lado de la frontera.

Hemos venido denunciando desde antiguo que la codiciosa política de deflación impuesta por Alemania venía cargada de granizo. Siempre ocurre lo mismo. La Codicia llama al Agravio y el Agravio al Proteccionismo. En un mundo como el nuestro, civilizado desde hace siglos, en el que los unos dependen necesariamente de los otros, la suspicacia es siempre el preludio de la paz armada. Crece el inventario de agravios que hacen insoportables las relaciones comerciales y arruinan el horizonte. Dejar de consumir y de invertir, en defensa propia, es siempre más sencillo que esforzarse por acudir a las Ferias y participar del Mercado.

© Belge
Periodista. Autor de La Estafa del Euro explicada a un niño de 6 años (2018) y de Inmunidad de Rebaño (2020)

FE DE ERRATAS

2
0


En el relato literario que nos han distribuido en los últimos meses a través de todos los medios de comunicación el editor ha detectado una serie de errores que es necesario subsanar:

1, 14. Dice: “urna irregular tras una cortina en el Comité Federal del PSOE”. Debe decir: “suspensión inmediata de militancia en el partido y denuncia en el juzgado de guardia”

2, 4. Dice: “nunca pactaremos con Podemos”. Debe decir: “qué fácil es engañar a mis votantes”

2,6. Dice: “gobierno progresista”. Debe decir: “gobierno de Atila, el rey de los hunos, por donde pasaba no volvía a crecer la hierba”

3, 9. Dice: “aprobaremos unos presupuestos sociales”. Debe decir: “me voy a comer con patatas los presupuestos fascistas de Montoro y Rajoy con tal de seguir en La Moncloa”

4, 2. Dice: “experto en epidemiología”. Debe decir: “titulado en medicina vago y mediocre que fue incapaz de superar el acceso al MIR”

4, 4. Dice: “en España no va a haber más allá de algún caso declarado”. Debe decir: “no sé por dónde me pega el viento, pero suena bien”

4, 5. Dice: “las mascarillas son contraproducentes para la gente normal porque dan falsa sensación de seguridad”. Debe decir: “no hay mascarillas disponibles porque somos unos inútiles temerarios que no hicimos caso a los antecedentes ni a los consejos de los expertos”

4, 8. Dice: “se confiscan las existencias de mascarillas para centralizar y priorizar el suministro al personal sanitario”. Debe decir: “el personal sanitario ni las tiene ni las tendrá disponibles hasta que mis amigos cobren su comisión por importar de China a través de empresas creadas ad-hoc”

4, 10. Dice: “no hay producción nacional de mascarillas, hay que importarlas de China y el mercado está complicado”. Debe decir: “no contratamos a Inditex para fabricar mascarillas como Benetton hace en Italia porque Amancio nos cae fatal”

5, 2. Dice: “no hay hidrogel alcohólico en el mercado”. Debe decir: “en lugar de contratar para producirlo a la industria perfumera nacional como han hecho los italianos y franceses con Gucci, Chanel y Christian Dior hemos confiscado las existencias nacionales de alcohol para marcarnos un farol y que parezca que hacemos algo”

6, 1. Dice: “tenemos 27.000 muertos por COVID”. Debe decir: “estamos manipulando los datos estadísticos de años anteriores para ver si cuela”

6, 4. Dice: “debemos hacer triaje porque las camas y UCIs de  hospitales están ya saturados”. Debe decir: “no trasladamos a enfermos a camas y UCIs libres entre comunidades autónomas por si es necesario utilizar el Falcon o el helicóptero del presidente, que lo necesita para ir a Doñana a visitar a su familia”.

6, 5. Dice: “está prohibido ir a cuidar el huerto o coger setas fuera del término municipal porque no son actividades esenciales”. Debe decir: “os queremos encerrados en casa porque nos sale del níspero”

6, 8. Dice: “se permite pasear el perro varias veces al día pero los niños deben quedarse en casa”. Debe decir: “soy un auténtico psicópata y los niños me dan igual”

6, 13. Dice: “No se puede estar fuera del domicilio a partir de las 23:00”. Debe decir: “mis electores son menores de edad y por eso no pueden elegir a qué hora vuelven a casa”

6, 17. Dice: “habrá franjas horarias preferentes para los mayores de 65 años”. Debe decir: “como los hemos dejado morir como perros en las residencias de ancianos ahora tenemos que disimular un poco, para cuando a los supervivientes les toque quedar ingresados en una residencia”

7, 3. Dice: “si no mantenemos el uso de mascarillas y la distancia social los rebrotes pueden obligar a confinar de nuevo a toda la población”. Debe decir: ”como no queremos protestas, en lugar de dejar que el virus debilitado siga su curso y deje inmunizada a toda la población, exageramos la situación para justificar un nuevo encierro tras el verano”

8, 3. Dice: “es obligatorio el uso de mascarillas en lugares cerrados y cuando no se pueda garantizar la distancia social”. Debe decir: “como soy tan alto y guapo no me pongo la mascarilla, esa norma es sólo para los mortales”

8, 5. Dice: “Todos los Hombres del presidente”. Debe decir: “Todas las alumnas del vicepresidente”

El Síndrome de Estocolmo (2)

4
0


El sueño de la razón produce monstruos. Es, en esencia, lo que llaman “nueva normalidad” desde el final del siglo XIX. Antes que Soren Kierkegaard, y mucho antes que Nietzche, Francisco de Goya ya había intuido el mundo que se nos venía encima. Lo hizo dibujando con trazo firme lo que veía a su alrededor. Desde entonces, nada nuevo.

Mes MoMo Abril MoMo Mayo MoMo Junio MoMo Julio Diferencia
Abril 18 32438        
Julio 18 29705 30254 30595 30595
  • 890
octubre 18 30383 31055 31278 31278
  • 895
enero 19 41147 42033 42034 42034
  • 887
Total 386.697 394.017 397.751 397.751 10874
abril 19 31614 32268 32273 32273
  • 659
julio 19 30744 31444 31454 31454
  • 710
octubre 19 30266 30974 30989 30989
  • 723
enero 20 39770 40683 40697 40697
  • 927
febrero 20 33835 34543 34584 34584
  • 749
marzo 20 47382 48753 54495 54498 +7116
Total 396.349 405.577 411.458 411.461 15112

Análisis Big Data: Carlos Iglesias. Fuente datos: ISCIII.

Esta nueva formulación sea, tal vez, más “visual” al mostrar cómo lo han hecho. El “monstruo” soviético borraba la imagen de las personas de las fotografías y sus nombres de los registros y de las crónicas. La obsesión de los Puros y Elegidos por reescribir la Historia a la medida de sus circunstancias y necesidades es enfermiza. Nada nuevo.

Desde que nuestra humilde WEB les sacó los colores y el ex Ministro Miguel Sebastián de Erice se quejó en Twitter de que fueran públicas las estadísticas del Instituto de la Salud Carlos III que los ciudadanos pagan con sus impuestos, los “técnicos” se han puesto las pilas, como se puede observar en las últimas actualizaciones de junio y julio. Es mucho menos arriesgado retocar las series de 2017.

© Belge