Musk

Twitter y la navaja de Occam

Las redes sociales se prestan al desvarío. A las teorías de la constipación. A la disidencia controlada. A la paranoia contagiosa. Son el productos de unos algoritmos no demasiado sofisticados.  Los debates que generan son bastante predecibles, a la postre siempre tediosos y tendenciosos. Es el caso, como no, de la compra de Twitter por Elon Musk.

La jugada de salida ten presente, que es la primera que se le olvida a la gente.  Una vez más, se cumple el genial refranero del pueblo castellano.

Las plataformas americanas ,que usa la Inteligencia Americana para impulsar la Revolución Puritana, cometieron el lamentable error de interferir gravemente en las pasadas elecciones.  El banneo de Donald Trump resultó mucho más decisivo que el posterior pucherazo postal. Todos los analistas, que pululan por las RRSS, fingen no saberlo, como si no hubiera ocurrido.  El ex presidente republicano y futuro candidato ni olvida ni perdona. Hace lo correcto. Elon Musk ha entrado a saco, decidido a sanear y optimizar la empresa sin parar de reír.  Será por dinero. 

(c) Belge
(Visited 106 times, 1 visits today)

Deja un comentario