Todas las entradas de belge

Periodista especializado en Economía

Dios sigue siendo español (II)

9
0


…y sigue escribiendo la Historia de España con renglones torcidos. Recordábamos hace unos meses las famosas palabras del Almirante Hohenlohe-Neuenstein tras presenciar el prodigio de Empel y la audacia sin límite de un puñado de valientes castellanos. No es extraño: Dios siempre juega con blancas.  Desde la controversia entre San Agustín y el monje Pelagio, Dios y Satán disputan una tensa partida de ajedrez. Cuando parece que va a caer la posición, y los nihilistas cantan victoria, brilla la luz y surge la magia en el tablero.

Las elecciones andaluzas presentaban tantas aristas de peligroso filo como un cristal hecho añicos de una pedrada. Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y el lobby catalanista, que siempre esconde la mano, habían resuelto un modo sencillo de acular al Partido Popular de Pablo Casado y retalar la clásica retórica del frente popular. Se reían del famélico can del cuento, a la manera de las hienas en manada, pensando que mataban dos pájaros de un tiro. No es casualidad que desde Barcelona los periodistas más significados hablaran tanto de sorpassos.

La jugada era redonda. Fácil de ejecutar y de contar. Pedro Sánchez se hacía con el control de la Federación Socialista andaluza, con la ayuda de las mercenarias huestes de Podemos, y dejaban al PP a merced de Albert Rivera de cara a las Municipales y Europeas. ¿Que podía salir mal en ese Plan, si contaban con el beneplácito de la Prensa española, y Pablo Casado perdería tantos votos por su derecha a favor de VOX como por su izquierda en beneficio de Ciudadanos?

A estos genios cebados de butifarra por cuenta de la casa, les ha pasado lo mismo que al Almirante Hohenlohe-Neuenstein. No han tenido en cuenta la épica. Dios siempre juega con blancas, y la opinión pública andaluza, harta de ser manipulada y engañada, hizo una lectura perfecta del momento político. Los votantes más comprometidos con la causa socialista, por tradición y herencia sentimental, se quedaron en casa; los otros, los andaluces más comprometidos con su familia y con su nación, buscaron un bandera de su gusto para marcar el territorio. Unos y otros dejaron en franca minoría a sectarios, vividores del pesebre y jóvenes andaluces atolondrados y absurdos.

Sigue leyendo →

¿Qué mapa electoral va a salir de Andalucía?

9
0


El adelanto de las elecciones andaluzas en 2012, para torpedear la mayoría absoluta de Rajoy, trajo consigo nuevos hábitos político y un nuevo calendario. En esta ocasión, el nuevo Psoe de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias ha querido comprobar si había agua suficiente para tirarse a la piscina. Y todo apunta a que el resultado de las urnas, el próximo domingo, no va a despejar ninguna duda.

La campaña ha sido francamente mala. Una de las peores que se recuerdan en los últimos 40 años. La abstención se va a disparar hasta cotas históricas en Andalucía y va a condicionar el resultado. Son votos de Cs, de Podemos y del Psoe los que se van a quedar en casa. En consecuencia, y en aplicación de los principios de la Ley D’Hondt, son el tercer y el cuarto partido en concurso los que más escaños van a perder.

La mejor campaña la ha hecho VOX, como fuerza emergente. Susana Díaz ha errado el cálculo, pensando el resultado en clave nacional, y ha puesto el foco sobre un pequeño partido que no ha escondido sus banderas. Con una participación por debajo del 55%, Santiago Abascal no necesita muchos más de 200.000 votos para dar la gran sorpresa y conseguir entre 6 y 10 diputados autonómicos.

El voto oculto al PP se disfraza en las encuestas como papeleta a favor de Ciudadanos, pero la lógica indica que quienes apoyaron a la corriente de Albert Rivera no han visto con buenos ojos la traición del 1 de junio. De modo que lo más probable es que consigan 27 o 28 escaños. Por el mismo motivo, pero en sentido inverso, es muy difícil que Susana Díaz baje de los 36 diputados, y el escenario matemático más verosímil es una diferencia entre ambas formaciones de 8 a 9 escaños.

El resto de la ecuación se resuelve con sencillas premisas. ¿Quién perderá más apoyo: Podemos o Ciudadanos? Si Psoe, PP y Vox empatan 73/74 escaños, la mayoría absoluta para hacerse con la Junta de Andalucía quedaría en el aire. CS y Podemos se anularían igualando 18 escaños. Esto es así porque solo uno u otro pueden pactar con el PSOE, no los dos al tiempo.

Las propias encuestas de los periódicos y televisiones afines al Psoe y Podemos evidencian una marcada tendencia a la baja en las proyecciones y una fuerte abstención.La suma del Psoe y Podemos no da el 50% de los votos. El electorado está enojado. El énfasis de algunos medios sobre VOX, con descalificaciones al peso, es un indicio razonable para pensar que conocen lo intuyen la magnitud del voto oculto.

Estas son las dos interpretaciones o quinielas que hacemos, en función del nivel de participación estimado.

  • Participación del 50%

 

 

Formación Porcentaje Escaños
Psoe 30/32% 36/37
PP 24/25% 27/28
CS/Podemos 33/35% 35/36
VOX 7/10% 8/11

 

 

  • Participación del 63%
Formación Porcentaje Escaños
Psoe 33/35% 38/39
PP 22/24% 26/27
CS/Podemos 38/39% 40/42
VOX 4% 1/2

=&2=&

El mapa electoral que sale de las elecciones andaluzas

4
0


El PSOE está jugando a engordar las expectativas en torno a Ciudadanos. Susana Díaz adelantó las Autonómicas para medir la erosión que sufre el PP de cara a anticipar las Elecciones Generales.  En esta ocasión, ni siquiera le preocupa el impacto que pueda tener la corrupción generalizada en el reparto de escaños.  Aunque los cocinillas del CIS y los pinches de Ferraz  le hayan regalado a la Presidenta andaluza 7-8 diputados,  el PSOE y Podemos van a sumar cerca de 60 diputados.  Y lo que es más importante: no existe posible alternativa que pueda evitar un gobierno en solitario.  Con 37-38 diputados, y el apoyo de Podemos,  Susana Díaz seguirá al frente de la Junta de Andalucía.

Elecciones autonómicas en Andalucía
PSOE 38 escaños
PP 28 escaños
Podemos 21 escaños
Ciudadanos 20 escaños
UPyD 1 escaño
VOX 1 escaño

Lo que de verdad temen socialistas y podemitas, es un inesperado retroceso de Ciudadanos. En términos de quiniela, el 2 sería un fuerte crecimiento de VOX en detrimento del partido catalán, al margen de que el PP retroceda ligeramente, crezca o se mantenga. Significaría que está empezando a cambiar el escenario político que idearon en Barcelona hace unos años.

En sentido opuesto, el 1 fijo en el boleto electoral sería un marcado crecimiento del Partido de Albert Rivera en detrimento del PP.  En ese supuesto, tendríamos Elecciones Generales en marzo de 2019, con la ayuda de ERC y el burdo pretexto de no poder aprobar los Presupuestos Generales del Estado.  Pedro Sánchez y Pablo Iglesias tendrían prácticamente garantizadas la mayoría absoluta en el Congreso y en el Senado, presentando listas conjuntas en varias provincias.  Juega a su favor la escasa cultura política de una de las jóvenes generaciones de votantes menos preparada de la Historia de España.

Pablo Casado se enfrenta a un verdadero reto en Andalucía, con pocas herramientas para frenar el voto puritano y marxista. En las recientes primarias, Andalucía apoyaba la candidatura noña de Soraya Saez de Santamaría y evidenciaba hasta qué punto el PP desperdició una oportunidad histórica única en 2012.  En Andalucía, Cataluña y País Vasco, el cambio político es improbable. Es casi imposible que cambie el Régimen Nacionalista y Socialista que idearon los Padres de la Constitución, por más que los jóvenes cachorros de ese régimen político que dura 40 años se presenten como víctimas del sistema.