Archivo de la etiqueta: nazismo

La Revolución Puritana (32): Los Hiperbóreos

5
0


En el ajuste de cuentas con los pueblos decadentes del Sur, Nietzsche se presenta como miembro de una raza imaginaria: “Nosotros somos Hyperbóreos”. Los filósofos marxistas y puritanos, que siempre andan disculpándose, deberían empezar a leer los libros por su primera frase. Es algo muy saludable que ya recomendaba Roland Barthes. El incipit suele ser a menudo la parte más importante de cualquier texto. El filósofo germano no se define a sí mismo como individuo, sino como parte de un todo puro y preservado. Tiene su gracia cuando dedica las siguientes páginas a argumentar cómo el idealismo cristiano ha decaído los pueblos semitas del Mediterráneo hasta corromperlos.

El proceso de Civilización de San Agustín se opone a la preservación de la Naturaleza Verdadera de Nietzche. Pero, a diferencia de San Agustín de Hipona, que gozaba de una envidiable salud, el bueno de Federico era un enfermo que se pasó su corta vida idealizando la vitalidad. El filósofo luterano no era el mejor exponente de la preservada raza de los hiperbóreos. Como le pasó a otros escritores encumbrados del periodo romántico, el trastorno mental crónico que padecían se interpretó como la genuina manifestación del Volksgeist y del Volksgemeinschaft hiperbóreo.

No deben caer en saco roto estas consideraciones, por la sobredosis de pelis y series de televisión que hemos visto y nos adoctrinan. El puritanismo es una patología social que aflora en tiempos de crisis. Buena parte de los iluminados anglosajones que integran los principales lobbies políticos y económicos han sido destetados con esas ideas. Es un juego de niños rastrear todos esos pronunciamientos, como perseguir a unos caracoles por el rastro de baba que van dejando por los medios de comunicación.

Desde el 11-S, cualquier persona relevante en el Imperio Puritano de la Triple A siente la necesidad de significarse. Aunque han aprendido a disimular su ideología supremacista, las circunstancias extraordinarias les impelen. Es lógico. Tienen que mantener su posición en el rebaño, especialmente cuando el miedo lo echa a correr. En la Gran Enciclopedia Universal de la Conspiración, hay páginas enteras con sus declaraciones y proclamas a favor de corriente.

Muchas de las cosas escandalosas que escribió Nietzche en sus libros serían hoy censuradas directamente por Google, Twitter o Facebook. Cualquier persona puede probar a disfrazarse de alemán para interpretar esas ideas y medir el tiempo que tarda la norteamericana Youtube en borrar el vídeo de su plataforma. Pero a los adolescentes occidentales les siguen enseñando que el Hiperbóreo es ese gran pensador que desmontó la “farsa judeocristiana”. Lo que nos lleva a formular una pregunta: ¿Son los marxistas españoles hiperbóreos o solo sobreventilan?

© Belge

La Revolución Puritana (30): La senectud programada

5
0


Hijas naturales de Thomas Malthus, Charles Darwin y Herber Spencer son el control de la natalidad y la senectud programada. El delirio ideológico de los puritanos anglosajones y escandinavos no tiene más límite que el miedo proteccionista que sienten a verse superados por sus competidores. Cuando salieron de sus islas y feudos mentales anclados en el Medievo, descubrieron que el planeta era un lugar muy poblado. Debieron sentir pánico. Con el paso de los años, su ideología ha devenido una patología política y económica.

Son muchos los que centran todos los males de la Tierra en figuras mediáticas como las de Georges Soros y Bill Gates. La constelación de empresas, fundaciones y organizaciones no gubernamentales que usan como tapadera conforman un tupido entramado de terminales con las que impulsar los planes imperiales de la Inteligencia Americana. Soros se convirtió en estrella mundial cuando la Casa Blanca y Londres organizaron el primer BREXIT del Reino Unido, que dejaba a los británicos a salvo fuera del alcance de la Unión Monetaria. Era un treta urdida para convertirles en excepción a la regla,y que Alemania pudiera endosar las factura de la Reunificación a los socios del Sur.

Las conexiones de Bill Gates con la CIA son vox populi, desde que el magnate se hiciera rico plagiando el sistema operativo de Apple con total impunidad. La Inteligencia Americana le facilitó dinero en abundancia a cambio de una primera herramienta de control social de las poblaciones. Luego, con los malvados terroristas islámicos se darían las circunstancias propicias para desarrollar programas como Carnivore o Echelon y aprobar la USA PATRIOT ACT, y extenderlos mucho más allá de la Doctrina Monroe.

Desde que la OMS cambió la definición de Pandemia, queda constancia del interés manifiesto que existe por alimentar el miedo al bioterrorismo y a la guerra bacteriológica. Ni siquiera cuando pillaron a BAXTER in fraganti, tras amagar la Gripe Aviar, alteraron sus planes. Su descarnada obsesión por alargar la edad de jubilación, recortar prestaciones, y fomentar la eutanasia temprana, delata su hoja de ruta hacia el control de la mortalidad y una senectud programada. En muy pocos años ya, todos esos puritanos enloquecidos nos empezarán a contar que los recursos del planeta son limitados y que es moralmente injusto e insolidario prolongar la senectud de forma “artificial”.

Una de las secuelas más impactantes que podría dejar el virus SARS COV 2 y que se ha descrito podría ser el envejecimiento acelerado de las células. Se trata de una información muy técnica, pero que no debería caer en saco roto. La crisis sanitaria que han programado los puritanos tiene ya tantas dimensiones y tantos frentes abiertos que conviene analizar el tipo de objetivo que persigue semejante hoja de ruta nihilista. ¿Qué valor social tiene un anciano en un universo lógico en el que la familia ha sido destruida? ¿Años de supervivencia consentida en función de los años cotizados y la “casta” social?

© Belge

El bozal

5
0


Con cuarenta grados a la sombra y bozal. No es una ocurrencia más del Partido Nacional Socialista Obrero Español que okupa las tierras de Castilla. El Sajón ha sido hábil. Ha encomendado a la Policía Nacional y la Guardia Civil la tarea de vigilar que todos los hombres de más de 6 años lleven puesta la máscara cuando salen a la calle. Las mujeres, por deferencia, pueden elegir entre la mascarilla tuneada y el burka integral sin rejilla. El Sajón pretende que todas las Fuerzas de Orden público estén entretenidas.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias tenían un doble propósito al sacar el Ejército a la calle. No sólo se trataba de que la UME levantara hospitales de campañas y ayudara a desinfectar las ciudades, sino de comprometer al Estado Mayor en el Estado de Alarma. Entretener e involucrar progresivamente a todas las Fuerzas de Orden Público en el mantenimiento de un Estado de Excepción que nada justifica. Al alejarlas del Pueblo Soberano, con multas ridículas, alejan también la tentación de ponerse de su parte en defensa de la Constitución Española. Si a diario obedecen las órdenes ilegales del Sajón es más difícil que salgan con el Pueblo a reclamar la plena restauración de los derechos constitucionales.

La necesidad de llevar bozal es tan ridícula que se cae por su peso. Desde octubre hasta mayo, los marxistas no han considerado útil llevar mascarilla. Es más han saboteado, una y otra vez, la compra de material y animado a la población a que saliera a contagiarse en manifestaciones de masa. Estos mercenarios políticos a sueldo de los Puritanos, que impiden a las familias viajar juntas en un mismo coche y prohíben desinfectar los hospitales, son los mismos que obligan a la gente a ir a trabajar en metro y en autobús. Han cerrado los bares, donde nadie se contagia, pero propician que una legión de repartidores pueda contagiar el virus a domicilio. No hay por donde cogerlo.

En los próximos días, tendremos oportunidad de comprobar si policías y guardias civiles se ponen de parte del Pueblo Soberano, mirando para otro lado, o si obedecen a los bilduetarras que les mataban en el País Vasco y a los golpistas que les insultaban en Cataluña. Es la prueba del algodón.

© Belge

Año 1. Día 7. EUTANAZIA

4
0


“Eutanazi: Diccionario de la neolengua española. Adj. Dícese del ciudadano del IV Reich, tras la Reforma de la Unión Europea. Perteneciente o relativo a Eutanazia”.

El genocidio de ancianos que quiere aprobar Holanda antes de que acabe 2020 es un rasgo genuino del nihilismo que impera en Europa. La cultura de la muerte, que popularizó el Partido Socialista Obrero Alemán en los años 30, sólo alcanza su dimensión natural cuando se implementa como política de exterminio. La vanguardia puritana del pueblo elegido que reclama el “derecho a la muerte” no va a parar hasta lograr imponerlo como “obligación” para la mayoría de los ciudadanos. Sobrevivir más allá de los 70 años será considerado un delito, salvo para unos pocos privilegiados que acrediten lo mucho que pueden seguir aportando a la sociedad.

El Paradigma Nazi nace, como tal, en Sachsenhausen, al norte de Berlín. El lugar que bautizan, literalmente, como Sajonia Viva, no era sólo un campo de concentración, ni una escuela taller para futuros cuadros y capos de la Schutzstaffel, era un lugar de “redención” por el trabajo. Los socialistas de Adolf Hitler se burlaban de la proclama religiosa de los luteranos en la cancela del campo, pero idearon todas las formas posibles de exprimir al ser humano hasta la muerte. Construyeron 43.000 campos como Sachsenhausen al servicio de las empresas alemanas y allí explotaron, agotaron y asesinaron a 15 millones de trabajadores y prisioneros.

El deber de eutanasia, cuando el viejo ha sido estrujado y ya no le encuentra sentido a una vida de mierda, es un acto de misericordia para con un individuo cansado. La pastilla letal es un beneficio para sus herederos, un ahorro para la Administración y un alivio para la Naturaleza. El tiro de gracia sin prescripción médica previene toda la contingencia ideológica relacionada con el envejecimiento y evita el contagio de dudas religiosas.

© Belge